Cremas solares para bebé: ¿cuáles comprar y cómo aplicarlas?

Cremas solares para bebé

La piel de un bebé es muy delicada, por ello debemos tener cuidado a la hora de usar diferentes cremas. Por supuesto, también a la hora de usar cremas solares cuando vamos a la playa o están jugando al aire libre. Es importante aplicar la crema incluso cuando esté nublado, ya que las nubes aumentan el efecto y queman más a nuestros bebés. Debemos procurar utilizar siempre una buena cremas solares para bebé específica. Si usamos una que no es especial para bebés los protegeremos contra los rayos UVA y UVB, pero podemos dañar su delicada piel. En nuestra tienda podrás encontrar varias cremas de sol para bebés. Te recomendamos, por ejemplo, estas dos cremas magníficas:

CREMA SOLAR 30 SPF MOMMY CARE 70ML
CREMA SOLAR 30 SPF (MOMMY CARE)  
17,99 €
Leche Solar Organii SPF50 125ml
Leche Solar Organii SPF50 125ml
29,99 €

¿Cómo se aplican las cremas solares para bebé?

Se aplica de la misma forma que la crema para adultos. Teniendo en cuenta, eso sí, la delicada y suave piel que tienen los bebés. Sin embargo, te daremos unos consejos para una aplicación correcta y la máxima efectividad. Debes cubrir toda la piel extendiendo la crema en una capa fina pero sin dejar ninguna zona del cuerpo. Céntrate en la cara y cuello, manos y pies. En el caso de que jueguen desnudos en la playa, asegúrate cubrir todas las zonas del cuerpo bien. En la cara es importante la nariz, que a veces nos olvidamos. Y nunca en los párpados, pues puede colarse en sus ojos. Para los párpados, ponles unas gafas de sol para bebé.

Gafas de Sol Diabola de Ki Et La
Un estilo moderno y actual para garantizar la protección solar para tu pequeño
24,99 €

Las cremas solares para bebé no hace efecto al instante. Tarda unos 20 minutos en ser efectiva, así que se recomienda extenderla media hora antes de realizar la actividad al aire libre. Una vez en la playa o en el campo, lo normal es volver a echar crema a las dos horas. En caso de que el niño se moje o sude mucho, debemos volver a cambiarla antes. La nariz o los hombros son zonas expuestas, sobresalen, por lo que los rayos de sol inciden de forma más directa. Por ello siempre nos quemamos más en estas zonas.

El factor de protección no indica el poder, sino el tiempo

Al contrario de lo que se piensa, el factor de protección no es similar al poderío o eficiencia de la crema. La crema de sol protege igual en un factor 30 que en un factor 50, pero cambia el tiempo. La piel puede estar expuesta al sol sin quemarse unos 10 minutos. Un factor 15 multiplica ese tiempo por 15, es decir, podríamos estar dos horas protegidos. Un factor 50, por ejemplo, nos permite estar protegidos unas 8 horas.

Set Bolsa de Tela, Gorra y Gafas Diabola de Ki Et La
Un pack de lo más completo y con el que a tu pequeño no le faltará de nada para disfrutar al aire libre
39,99 €

Se recomienda, en cualquiera de los sentidos, volver a echar crema cada 2 horas. El motivo es que cuando los peques juegan se tocan, se tiran al suelo, sudan, se meten en el agua… La crema se pierde y por tanto se exponen zonas al sol. También influye el grado de absorción de cada persona y de cada zona del cuerpo. Por tanto y para evitar sustos, cada dos horas renueva la crema solar de tu bebé.

Esperamos que con estos consejos sobre la crema solar para niños y niñas, no tengas ningún percance este verano. Y recuerda, incluso en los días nublados los rayos solares pueden quemar la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *