Opina: llegan las vacaciones de verano, ¿con o sin hijos?

vacaciones de verano

Obviamente la tradición y la costumbre nos hace pensar en las vacaciones de verano como unas vacaciones en familia. Sin embargo, aunque esta es una decisión acertada, también podemos pensar en estas vacaciones como algo diferente. Quizás es la única oportunidad al año que tenemos los padres y las madres de pasar tiempo juntos. Una escapada romántica, sin hijos, disfrutando de unos días de relax. ¿El problema? La culpa de los padres.

Se abre un interesante debate. ¿Es bueno dejar a los hijos con los abuelos y disfrutar de unos días libres sin ellos? Los papás y mamás a veces queremos hacerlo, pero el sentimiento de culpa y abandona nos tira para atrás. La empresa norteamericana Kelton Research realizó un estudio con 400 padres y madres relacionado con este asunto. Los datos son claros: el 47% de los encuestados quieren irse de vacaciones sin los hijos, pero no pueden por el sentimiento de culpa.

El secreto está en temporizar

vacaciones de verano

Todos los expertos indican que unas vacaciones en familia son muy buenas, tanto para padres como para madres. Sirven para conocer a los miembros de la familia con tranquilidad. Aumentar la relación entre padres, madres y sus hijos. Pero también es importante para la salud de la relación de los padres saber escoger unos días en solitario. Unos días juntos sin niños alrededor, que pueden quedar al cargo de los abuelos, amigos de confianza, etc. Si se organiza bien, probablemente cada año podamos hacer las dos cosas.

Las vacaciones de verano son perfectas en este sentido, especialmente por el tiempo libre que no tenemos el resto del año. Las relaciones de pareja hay que cuidarlas, y un par de días sin hijos no significa que los abandones. Probablemente el sentimiento de abandono y culpa sólo se representa en los padres y las madres. Los niños, especialmente si los dejamos con sus abuelos o con amigos de su edad, poco nos echan de menos esos días. De hecho, la mayoría de padres se sorprenden lo bien que reaccionan los hijos unos días sin sus progenitores. Ellos aprenderán algo más de independencia mientras que los papás y mamás pueden descansar y pasarlo bien juntos. Por supuesto, no todo el mundo piensa de la misma forma.

Ventajas de pasar las vacaciones de verano solos con la pareja

vacaciones de verano

Ya hemos comentado que unos días es algo totalmente normal. Pero existen beneficios que nos ayudarán a quitarnos de la cabeza ese sentimiento de culpa. Es necesario para la relación, pero también para que los niños mejoren su autonomía. Estar unos días separados de los hijos puede cargarnos mucho las pilas. Los padres pueden recuperar el romanticismo perdido, la intimidad, etc. Además de hacer actividades juntos que en otros momentos del año son imposibles. Pasar unos días separados también ayuda a valorar la familia que tenemos y a desprendernos de la rutina.

Puede ayudarnos con la rutina dejar a los niños y niñas con amigos o familiares que aprecien -y de los que te fíes-. Dejarles regalos o sorpresas escondidos en casa, además de toda su comida y necesidades bien listas. Por supuesto, habla con ellos todos los días, llámalos aunque sean 5 minutos y charla con ellos de lo que han hecho. Verás como ellos se lo pasan igual de bien que sus padres…

Queremos conocer qué pensáis al respecto: ¿vacaciones de verano con o sin hijos? No dudes en compartir tu opinión por medio de los comentarios de la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *